Tremvlvs

La música de la locura

Lunes noche. Volvemos por los pantanos. Una vez en Ebon Eaves, vamos a ver qué tal se encuentra Richard Lacy, que ha estado charlando con Bob, y ha vuelto a casa de Stan, que es el que le va a alojar después del incendio del Hotel Magnolia, donde el grupo lo encuentra. Todo el mundo se va a dormir, aunque a la hora de salir de casa de Stan, a todo el mundo le parece oir una musiquilla de flauta que sale de algún lugar indefinido del pantano. Como un tema del Renacimiento, una música inquietante. Rhonda Langford quiere acercarse a oir, así que el resto, por su seguridad, la sigue. Llegan hasta el límite de la luz de Eabon Eaves, pero oyen quizá la flauta incluso menos.

Cassandra Nabokob expresa su hipótesis de que el flautista es el espíritu, y que es una trampa. Dr. Jameson apoya a esa idea, apostillando que será una trampa para niños. Eso nos deja en la obligación moral de acercarnos, incluso aunque sea para falsar nuestras hipótesis. El grupo vuelve a buscar a Stan y Richard. Stan Roberts, al salir con una pistola en una mano y un libro escrito en un idioma incomprensible, tiene la sensación de que la música y el libro están relacionados. Tiene una especie de símbolo en la portada que recuerda a un sextante o algún tipo de armatoste. El grupo se prepara para ir a la trampa.

De camino al embarcadero se cruzan con Stan Bourdeaux, que también oye la música pero, sensatamente, se va a su casa a dormir. Le alquilamos unas barcas por dos dólares que paga Cassandra Nabokob.

Las barcas comienzan a moverse por el pantano, hacia la oscuridad. Ebon Eaves queda atrás, sumergido en las sombras. Muy poco después, el grupo tiene una experiencia extraña: como a unos quince metros, un par de figuras muy altas vestidas de negro (menos con un peto blanco), una máscara con un gran pico de pájaro, y una especie de tricornio, conversan. Al cabo de un momento, uno hace una señal con el brazo y los dos se internan entre el follaje y, justo cuando desaparecen, de ese mismo lugar sale volando un flamenco.

Richard les grita, pero ellos nos se dan la vuelta. El grupo acerca las barcas hasta donde se encontraban, y encuentran unas huellas cuadradas, como de un calzado de moda hace muchísimo tiempo. Las huellas llevan hasta un árbol caído, donde desaparecen. El doctor busca por la zona, y encuentra un medallón de plata que recuerda al motivo en la portada del libro extraño que tiene Stan. Richard golpea el árbol hasta dejarle una marca reconocible. Cuando volvemos a pensar en la música, ya no se oye nada. El grupo se vuelve a sus casas, confusos.

Cassandra pide a Stan que le deje dormir en su casa, que no se siente segura en la suya. Aprovecha así para examinar el medallón y el libro. Tiene la impresión de que tienen el mismo origen. Cassandra hace recitar el libro a Stan mientras lo emborracha, por el bien de La Ciencia. Es un lenguaje desconocido.

El resto se va a su casa, a descansar lo que pueda.

Richard Lacy planea hacer dos cosas: ir al cole a preguntarle a la profesora si los niños escuchaban la música bizarra, y dos, volver al claro donde estaban los peregrinos extraños a ver lo que ve, sobre todo el lugar al que señalaba uno de los peregrinos.

Comments

litopedion litopedion

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.